DebatiendoCuba
Buscas debates, al duro y sin guante? llegaste al lugar adecuado...te invito a inscribirte..

IX Congreso de Psicología Social de la Liberación Chiapas, México Una psicología popular: la vida es sueño.

Ir abajo

IX Congreso de Psicología Social de la Liberación Chiapas, México Una psicología popular: la vida es sueño. Empty IX Congreso de Psicología Social de la Liberación Chiapas, México Una psicología popular: la vida es sueño.

Mensaje por Dalton77 el Miér Abr 08, 2009 4:17 pm

IX Congreso de Psicología Social de la Liberación Chiapas, México Una psicología popular: la vida es sueño.

Julio Chueco*

Hay situaciones en el desenvolvimiento histórico de los pueblos en los que pareciera dársele razón a las teorías que enuncian que en algunas situaciones sus conductas se producen con las mismas maneras de los sueños. O dicho más coloquial, a la manera de sus ensueños. Sus conductas son efectivamente reales, tienen efecto concreto sobre la política y sobre la vida de las gentes, sólo que una mirada más amplia las hace comprender como animadas por ambiciones más pretenciosas que las más generales.
Algo de esta manera sucede aquí en Chiapas, al sur del México profundo. Un estado de más de 73000 kilómetros cuadrados, se dice y así lo es, que buena parte de su territorio es gobernada por sí mismos en forma autónoma del gobierno estatal. El reclamo es ser considerados sujetos plenos de ley y eventualmente luego reformarla. El respeto por reglas de convivencia consensuadas en tiempo y razones del presente comunitario. En su territorio gobiernan unas llamadas Juntas de Buen Gobierno, según las zonas conviven sus seguidores con opositores, sus hijos concurren a escuelas autónomas o de las otras, las institucionales del estado central, según su gusto. Se cultiva. Se defienden de ataques paramilitares, también según se dice, brazo animado por el gobierno central. Una acción fuertemente enraizada en las tradiciones culturales indígenas de tanta raigambre en todo México.
En esta Chiapas se desarrolla el IX Congreso de la Psicología Social de la Liberación. Esta expresión, Psicología Social de la Liberación, fue acuñada en los años 80's por Ignacio Martín Baró, jesuita nacido en Valladolid, España, radicado en El Salvador, doctorado en los Estados Unidos. Y asesinado a la manera de nuestros Mugica, Angelelli y los palotinos, por dedicarse a dar voz a los acallados de siempre. Inculpado por conducir unas encuestas que ponían en cuestión a las razones del dominio político salvadoreño del momento.
Año tras año este Congreso viene concretándose en distintos países de nuestra América, el año pasado en Chile, el anterior en Costa Rica y en éste en curso, en las esperanzadas tierras chiapanecas.
Unas 240 propuestas han sido puestas a consideración, propias del mismo México, Costa Rica, Chile, catorce de nuestro país. Veinte universidades centroamericanas, incluso Brasil, Chile, incluso Barcelona, incluso nuestra Facultad de Psicología de la UBA, participan de sus coloquios. Dos de nuestros Movimientos Sociales nacidos al calor de los años 90's.
La materia misma del Congreso está presentada como las singularidades propias del abordamiento de lo mental en el contexto de las relaciones de dominación. El intento de resolución de la conflictiva nacida a bordo de la colonización política y aquella de lo subjetivo. La oposición entre las formas del saber establecidas y la propuesta de algunos saberes pensados como liberadores.
Resistencias en las luchas de las mujeres, de pueblos originarios, la vida en realidades de guerra y miedo cotidianos. Los retos que se imponen a la formación universitaria tal como se practica en nuestras universidades. Los efectos de las prácticas de las remodelaciones de los entornos ecológicos y de las prácticas de producción, a la moda neoliberal. Algunas de sus consecuencias: las migraciones obligadas. El propio qué hacer de lo psi en las luchas de liberación. Algunos de sus títulos y sus temas.
El estarse un corto tiempo por estas tierras lleva a proferir un sueño, que es ésa la palabra. En el México al que se le imponen las marcas de la cultura originaria con no más que rasgar un poco sus superficies. No es que se trate de una defensa a ultranza de lo originario, de aquella romántica valoración de lo primigenio. De lo que se trata es de comprender cómo es que nos resulta posible opinar sobre quien nos consulta, en medio de esta abstracción de lo propio, de lo circundante, formados en alguna manera de consideración de pensamientos sentidos como centrales, como intrascendentes, esenciales. Verdad revelada.
Cómo podría ser que no lográramos imaginar otras formas de la relación que no fueran las del principal y el sufriente. Que no nos diéramos otras formas que el recogimiento coleto del consultorio, otras formas que el lugar de la abstinencia, la ausencia, el lugar de la consagración de la intimidad como valor, la negación del valor terapéutico del hecho de la asociación entre seres.
De esto se trata este IX Congreso, quizás de lo que se trate durante estos 14 al 16 de noviembre, quizás un sueño, el de una psicología que aterrice en algo acerca de cómo es que se produce este sufrimiento, el que no llegamos a comprender del todo, el que vemos con poco de sensibilidad que pongamos, el que pareciera que no reconoce terapia alguna válida.

jchueco@riseup.net * Julio Chueco es integrante del Movimiento de Trabajadores Desocupados de Solano, Pcia de Bs As, profesa la psicología social.
Dalton77
Dalton77

Cantidad de envíos : 3837
Fecha de inscripción : 19/02/2009

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.