DebatiendoCuba
Buscas debates, al duro y sin guante? llegaste al lugar adecuado...te invito a inscribirte..

Raúl Castro.Biografías no autorizadas .

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Raúl Castro.Biografías no autorizadas .

Mensaje por CalaveraDeFidel el Vie Mayo 07, 2010 2:50 pm

Raúl Castro y Ramiro Valdez Eternos Rivales
Por Juan Vivés


Ahora que enfrentamos la sucesión en la monarquía roja de Cuba, dos figuras históricas del castrismo mantienen la rivalidad de cinco décadas, que nada ni nadie podrá aplanar y que a la muerte pxóxima de Fidel puede converirse en lucha de clanes. Raúl Castro, enfermo y abrumado por las cargas que tiene que asumir, debe afrontar entre otros problemas sus discrepancias históricas con Ramiro Valdés, que ostenta con Juan Almeida y Guillermo García el título de Comandante de la Revolución, grado que los pone directamente bajo la jefatura del Comandante en Jefe Fidel Castro, y no de Raúl Castro, General de Ejército y Ministro de las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR), que actualmente ocupa la jefatura del Estado y del Partido Comunista de Cuba (PCC), pero que sigue sin tener autoridad sobre estos tres personajes.

Juan Almeida no tiene ningún tipo de aspiraciones, se contenta con su lujosa vida y su música --cada loco con su tema-- y el de Juan es componer canciones con un éxito relativo.

Para Guillermo García son los negocios y la ambición del dinero. Entre otras cosas se ocupa de la cría de caballos purasangre y de gallos de pelea que se venden a precio de oro. Se calcula su fortuna en alrededor de 12 millones de dólares. A Ramiro se le estima una fortuna personal, que según los expertos, varía entre 15 y 20 millones de dólares, que ha ganado a partir del momento en que lo pusieron a la cabeza de todo lo que era eletrónica en Cuba.

Si se puede considerar como una de las grandes fortunas del comunismo cubano, sus ambiciones y rivalidades con Raúl remontan a bien lejos y no se contenta con un rol de segundo cuchillo.

¿Quién es este hombre? ¿Quiénes forman parte de su clan? ¿Cuales son los motivos de la rencilla histórica? ¿Hasta dónde puede llegar la lucha por el poder?

Todas estas interrogantes forman parte del futuro de Cuba y mucho se ha especulado en este sentido, sobre todo por personas que no conocen a los personajes y la historia secreta de lo que podríamos llamar dos hermanos rivales.

Se ha escrito hasta la saciedad que Raúl es un pragmático capaz de cambiar la línea económica de Cuba. Nada más imbécil que esta afirmación; Raúl es un comunista formado en la escuela del estalinismo y si creó las corporaciones GAESA y GAVIOTA fue porque estuvo obligado a militarizar la economía dado el caos que reina en la Isla.

Si controla el turismo es otra manera de meter la mano en la principal fuente de divisas; en su totalidad controla 85% de la economía cubana en divisas. Premio ofertado a sus generales por las guerras africanas además de comprar su fidelidad. Es cierto que el personaje es poco comunicativo en público, todo lo contrario del hombre en privado. Le gusta rodearse de amigos, los chistes, sobre todo contrarrevolucionarios, jugador de dominó, jugador de gallos, tomador de ron y sanguinario.

Cuando Ramiro se enteró que Raúl tenía una sala de cine en el último piso del edificio de 12 plantas que ocupaba frente al Cementerio Chino de El Nuevo Vedado, hizo construir uno en su casa del Reparto Siboney (tiene otras tres mansiones). A diferencia de Raúl que invitaba a los amigos y hasta los conocidos a ir a ver películas en su cine privado, Ramiro mandaba a buscar al ICAIC (Instituto de la Industria Cinemtográfica) sus películas preferidas y sobre todo los “muñequitaos”, pasaba horas en este entretenimiento solo, jamás invitaba a nadie a su funciones de cine privado.

Ramiro Valdés, Nace el 20 de junio de 1932 en Artemisa (Provincia de Pinar del Río), en medio de una familia humilde y muy pobre. Todo lo contrario de Raúl, hijo de un terrateniente. Sus primeros pasos los da como obrrero agrícola en las plantaciones de plátanos de la región, más tarde trabaja como aprendiz de zapatero con su tío y cuando encuentra a Fidel, por la primera vez, como militante de la Juventud Ortodoxa, tiene 21 años y es apuntador de bolita (juego semi-clandestino en la Cuba de la época).

Participa en el asalto al Cuartel Moncada y aquí el personaje se distingue por una gran bravura. Mantuvo un dormitorio entero de soldados con su fusil hasta que comprendió que todo había fracasado y se evade en un auto con las cuatro gomas ponchadas. Aquí supo demostrar un coraje enorme, que no fué el caso de los hermanos Castro, que ahora salen algunos agentes cubanos en el exterior agazapados entre los inmigrantes, para aprovechar la mansedumbre o la colaboración de alguna que otra prensa para defender el mito de la valentía usurpada de estos dos felones. Cuando un personaje se comportó con bravura y coraje, hay que reconocerlo a pesar de todos sus defectos; Ramiro es un hombre de pelo en pecho.

Por su valentía durante el asalto al Moncada y siendo uno de los pocos sobrevivientes del desembarco del Granma, espera tener en la Sierra Maestra un mayor protagonismo, pero no es el caso.

El hubiera querido que le dieran una tropa bajo su mando o una columna. A Húber Matos le dan tropa y territorio, Almeida tiene una columna y un territorio, Amejeiras tiene tropa, Raúl abre el Segundo Frente en la Sierra de Cristal, mientras que Ramiro es solamente capitán. Su carácter agresivo y su falta de comunicación con todo el mundo, hace que Fidel no le dé mando y solo lo nombra Comandante cuando lo unen a la columna invasora del Ché.

Desde esa época rumia que lo hayan pasado a un segundo plano.

Al triunfo de la revolución lo nombran Gobernador militar de la provincia de Las Villas. Por su falta de capacidad, es casi analfabeto, lo llaman a la capital para fundar el DIER (Departamento de Iinvestigaciones del Ejército Rebelde).

El Ché fusilaba en la Cabaña y la materia prima la ponía Ramiro, en cada caso veía un culpable que merecía el fusilamiento. El Jefe de la Columna 4 (a partir de la invasión le pusieron 8 para engañar al enemigo), el Ché y su segundo, bien que se las arreglaron para dar un baño de sangre.

En noviembre de 1963 es designado como Ministro del Interior;, ya había fundado el primer núcleo del G-2 en Quinta y Catorce con José (Pepe) Abrahantes y Enio Leyva.

Por órdenes de Fidel hace entrar al Ministerio del Interior a los viejos militantes del PSP (Partido Socialista Popular-comunistas), que invaden los puestos del Departamento de Seguridad del Estado.

Fué miembro fundador de las ORI (Organizaciones Revolucionarias Integradas), posteriormente del PURSC ( Partido Unido de la Revolución Socialista de Cuba) y en octubre de 1965, cuando se crea el PCC (Partido Comunista de Cuba), es nombrado miembro del Buró Político.

Los problemas con Raúl y las estructuras y celos entre el MINFAR y el Ministerio del Interior se agravan...Los resentimientos ya venían desde lejos. En 1959 cuando se preparó la primera expedición hacia Santo Domingo, fué Raúl quien se ocupó y organizó esta descabellada aventura de la que hubo un sólo sobreviviente, el Comandante Escalona. Ramiro siempre sospechó que Raúl había preparado la operación para enviar al “NENE” que era el ayudante de Camilo Cienfuegos (que murió en la operación), facilitando la tacha de eliminar al hombre más popular de la revolución.

Cuando se funda en 1962 El Ejército de Solidaridad, tampoco lo ponen al corriente de nada y lo excluyen de todos los planes que estaban en manos de Raúl.

En 1965 a la creación del Comité Central, a pesar de formar parte del Buró Político, lo dejan las cuestiones de represión interna y en aquella época loca de guerrillas tout azimut, Ramiro no estaba al corriente de nada. Raúl Castro había puesto como jefe de la DGI (Direccion General de Inteligencia) al comunista Manuel Piñeiro --BARBAROJA--,que era el hombre fuerte de todos los contactos y ayuda a los movimientos de liberación, que Cuba manipulaba, los centros de entrenamiento de guerrilla y sabotajes como Punto Cero y San Andrés de Caiguanabo los controlaba Piñeiro, la dirección LIBERACION que era quien organizaba todo lo concerniente a los movimientos clandestinos y guerrillas, les estaban vedados a Ramiro Valdés a pesar de estar en la plantilla del Minint.

Posteriormente cuando pasó a ser el Departamento América, aunque inscrito en el Comité Central de PCC, seguía siendo Piñeiro quien controlaba todo. Las Tropas Especiales del Minint, que era y es la punta de lanza y las fuerzas mejor dotadas y preparadas de Cuba, tampoco estaban a la mano de Ramiro que no sabía nada de lo que sucedía, ni de los proyectos.

Detrás de Piñeiro estaba la mano de Raúl Castro que a nivel de Comité Central era el Jefe de la Seguridad. Otro de los problemas de territorio era entre el CIM (Contrainteligencia Militar), que estaba a cargo de Abelardo Colomé Ibarra (Furry), el actual Ministro del Interior, que limitaba muchas de las actividades del G-2 por órdenes de Raúl.


En varias ocasiones las discusiones tomaron un cariz tal, que Fidel tuvo que intervenir para calmar la discrepancia entre Furry, y Ramiro, pero los problemas con Raúl seguían vigentes. Uno de los otros factores que agravaban la antipatía de Ramiro hacia Raúl, era que el Ministro del Interior sabía y tenía las pruebas de la homosexualidad de Raúl, y era un odio tenaz el que manifestaba por los "homos".
A Ramiro le habían dejado simplemente el rol represivo del G-2 y las tropas de Guarda Fronteras al mando de "Olo" Pantoja, personaje corrupto que hubo que mandarlo a que lo mataran con el Ché en Bolivia para sacárselo de arriba.

Para vengarse, de cierta manera de los raulistas, acumula las pruebas de la “Dolce Vita” de toda una serie de dirigentes, en primer plano de Efigenio Ameijeira, por sus escándalos e implicaciones en el tráfico de mariguana. Le presenta todas las pruebas a Fidel, que teme las fugas de información y se ve obligado a actuar en consecuencia.
Raúl explota de colera y cuando la ofensiva revolucionaria del 68, sustituye a Ramiro y nombra Ministro del Interior a Sergio del Valle, un médico de la Columna Invasora con Camilo.

A Ramiro lo mandan a pasar una escuela militar, la Academia Frunze en la URSS. A su regreso Fidel lo nombra viceministro de las FAR., imposible arreglo con Raúl, que lo deja fuera de juego y le hace comprender que no tiene nada que hacer en el MINFAR.

Fidel tiene que intervenir nuevamente y lo nombra al frente de la SECONS que se ocupaba de las contrucciones de Obras Públicas. Las animaladas del enrgúmeno fueron monumentales, para colmo de males casi acaba con la arena de la playa de Varadero, día y noche las dragas extraían la arena para las construcciones .A fin de cuentas Fidel comprende que su fiel compañero de armas solo es bueno en la represión brutal y lo nombra de nuevo en 1984 Ministro del Interior. La brutalidad del tipo y los problemas de cárceles y presidios, en cuanto al trato de los detenidos, desborda del ámbito nacional y tiene que quitarlo de nuevo del Minint. En 1985 Jose Abrahantes es nombrado Ministro del Interior y Ramiro es nombrado a un puesto en donde se ocupa de las cuestiones eléctronicas.

En el Minint le quedaban los hombres que él había hecho entrar en el G2, en la unidad 49, Seguridad Personal de dirigentes y en Guarda Fronteras.

La red de influencia que le quedaba era notable, viene el caso Ochoa y Raúl aprovecha y excluye del Minint todos los cuadros de la época de Ramiro, y de paso decapita el grupo MC (Moneda Convertible) por sus implicaciones en el tráfico de drogas, ,que lo más triste de la historia era que Raúl era el cerebro pensante y el hombre que había realizado los acuerdos con el Cartel de Medellín de Pablo Escobar, al cual le encontró refugio en Nicaragua, en donde de paso los hermanos Ortega,que tenían el culo al aire, se convirtieron por arte de magia y del tráfico de drogas en una inmensas fortunas.

En la actualidad Ramiro forma parte de los 150 miembros del Comité Central, es miembro del Buró Politico, primer vicepresidente y miembro del Consejo de Estado formado por 23 miembros, dirige un grupo empresarial y por la fuerza de las cosas tiene enormes relaciones de negocios con la corporación GAESA, que es el grupo empresarial de militares controlados por Raúl.

Pero el hombre es maqiuavélico y sigue formando sus redes de influencia desde su cargo de jefe de todas las cuestiones electrónicas. Quien quiera tener una TV último grito o una cadena estéreo o cualquier utensilio electrónico, tiene que pasar por Ramiro que distribuye parsimoniosamente sus regalos.

Raúl nombra sus militares a puestos claves de la economía cubana, en donde se enriquecen con todo tipo de tráficos y Ramiro distribuye regalos a las dos manos.Cada uno tiene sus fieles y sus redes de influencia.

Fidel al final de la partida y sin fuerzas para evitar como la había hecho anteriormente la confrontación central entre los dos hermanos de lucha y enemigos de siempre, nada puede hacer y a su muerte las fricciones pueden ser graves, sobre todo cuando se sabe que Raúl está también muy enfermo...a la muerte de Raúl, su enemigo íntimo es poco probable que acepte que sus viejos enemigos del MINFAR cojan las riendas, cuando él es el número tres de la jeraquía en Cuba.

Este es un problema que esos cubanólogos de pacotilla no logran analizar y están dando 'palos de ciego' y hablando mierda en cuantaTV hay en Miami y escribiendo en un tono docto y dando lecciones sobre el futuro de Cuba.

Bien se ve que nunca estuvieron en las esferas de poder en Cuba y que jamás estuvieron en medio del ojo del ciclón de la lucha de influencias que provocó rencores y odios que a la sucesión habrá que contar con este elemento.


Última edición por CalaveraDeFidel el Vie Mayo 07, 2010 2:57 pm, editado 1 vez
avatar
CalaveraDeFidel

Cantidad de envíos : 18459
Fecha de inscripción : 21/02/2009

Volver arriba Ir abajo

Re: Raúl Castro.Biografías no autorizadas .

Mensaje por CalaveraDeFidel el Vie Mayo 07, 2010 2:51 pm

Raúl
Castro.
La
Sombra
del Poder.Parte I
El Guerrillero
Por Pedro Corzo

El primero de hoy que fuera ayer el Segundo Secretario del Partido, Vicepresidente del Consejo de Estado y del Consejo de Ministro y ministro de la Defensa le dijo en Ciudad México a Miguel Sánchez, “El Coreano”, quien entreno a muchos de los expedicionarios del Granma, “así que vamos a tener como instructor a un invasor yanqui”[1]. Probablemente “EL Coreano”, ignoraba que el recluta hermano del líder había escrito un articulo contra Estados Unidos por los de la guerra de Corea. Si Fidel Castro como dicen muchos se arropó en el marxismo para justificar su inconmensurable ambición de poder Raúl Castro si creía en el marxismos, y estuvo asociado con el comunismo aun antes del triunfo de la Revolución.

Raúl, viajo a Viena por en el año 53 para participar en el Cuarto Festival Mundial de la Juventud y los Estudiantes que eran un show montado por organizaciones subsidiadas por el Kremlin. Después visito varios países socialistas, entre ellos Checoslovaquia y Rumania.

Cierto es que Raúl Castro expreso hace unos pocos años que creía que era posible normalizar las relaciones con Estados Unidos mientras Castro viviese y por ello cabe preguntarse, ¿habrá cambiado, será en verdad el hombre pragmático que nos están vendiendo? Recientemente, después de asumir el puesto de mando, reitero la oferta aunque en los mismo rigores que en el pasado.

Algunos comentan que es compasivo y familiar, un tipo tan sensible que hasta lloró cuando condenó a muerte a un compañero de armas. Hay que tener presente que en el lejano 1956 en una corte marcial en México[2], todavía se estaba entrenando y ya practicaba como ayudante de verdugo, pidió para un compañero de armas, Calixto Morales Hernández, la pena de muerte porque este se negaba a practicar ejercicios por dolencias que no había confesado. En esta ocasión, quizás la primera, la intervención de Fidel a favor de Calixto Morales sembró la semilla de la muy difundida idea del hermano reflexivo y justo y del hermano duro y despiadado, papel que en estos 47 años ambos han interpretado indistintamente.

Tal vez este Castro sea tan generoso que hasta llegue a implantar en Cuba un postotalitarismo al estilo chino donde hay un poco más de comida y posibilidades de inversión, sin que la gente tenga que preocuparse por hacer uso de los derechos ciudadanos a los que no tiene acceso porque no existen. Tal parece que este personaje organizado y metódico, trabajador incansable, va a salvar a Cuba del caos que ha generado su hermano. Caos, en el que al parecer algunos analistas consideran que el hermano del comandante en cama, segundo al mando de todo, nada tiene que ver.

Raúl Castro, como se dice en Estados Unidos, tiene los créditos suficientes para ser Jefe de Estado y Gobierno de un régimen totalitario. Ataco el Cuartel Moncada, participo en la expedición del Granma y comando el Segundo Frente Oriental “Frank País” y como si fuera poco fue uno de los primeros en organizar secuestro de aviones en pleno vuelo porque ordeno plagiar dos aviones DC-3 cubanos para incorporarlos a la Fuerza Aérea Rebelde que radicaba en la Sierra Cristal. En 1996 como ministro de Defensa autorizó el derribo de dos avionetas civiles de Hermanos al Rescate en aguas internacionales con el saldo de cuatro personas muertas.

Hay que apuntar que este gran organizador que además tiene sentido de familia, simpático y bonachón, ejecuto decenas de personas antes del triunfo de la insurrección y después del primero de enero, según resultados parciales de investigaciones realizadas por el doctor Armando Lago[3], Raúl Castro, es responsable de 550 ejecuciones solamente en 1959 año de la toma de poder por parte de los hermanos Castro. En Santiago de Cuba, durante los primeros días de enero ordenó la ejecución de 278 partidarios del gobierno de Fulgencio Batista y de miembros de la Fuerza Armada de la Republica.

Tal vez una de las personas que con más propiedad puede hablar de este personaje es Lucas Moran Arce. Este oficial escribió en su libro “La Revolución Cubana. Una versión Rebelde” que Raúl es el autócrata por excelencia y desconfiado por naturaleza, dice también que es un trabajador incansable, buen organizador y que solo se rodea de incondicionales y que seria cometer suicidio discutir sus ordenes. Escribe, “el Segundo Frente Oriental era un pequeño estado totalitario en el cual la disciplina se fundaba en el terrible drama de la muerte por fusilamiento”[4].Otros que lo conocieron dicen que Raúl Castro tiene mas de policía que de soldado.

Agustín Alles Soberon[5], periodistas de la revista Bohemia, y el primero en subir a las montañas orientales para entrevistar a Castro y los insurgentes, señala que Raúl Castro era un hombre cruel. Dice que tenía muchas semejanzas con Ernesto Guevara y difería mucho del carácter y simpatía de Camilo Cienfuegos.

Recuerda Alles Soberon que cuando el proceso contra Huber Matos el comandante Cienfuegos le dijo que Raúl Castro quería que fusilaran a Matos porque este atacaba a los comunistas, y que todos los que fuesen enemigos de esa ideología eran contrarrevolucionarios, enemigos de la Revolución y que por eso debía morir.

Apunta que en base a su relación con Camilo Cienfuegos, este le había invitado a encontrarse en el cuartel militar de Columbia, sede del estado mayor de las Fuerzas Armadas de Cuba, y pudo escuchar una fuerte discusión entre tres comandantes emblemáticos de la Revolución. Ernesto Guevara, Raúl Castro y Cienfuegos. Este último decía que los fusilamientos tenían que cesar a lo que Guevara y Raúl se oponían. En la discusión Camilo Cienfuegos propuso licenciar a todos los militares del ejercito de la Republica y ponerlos a trabajar en el ministerio de Obras Publicas para evitar que conspirasen, tanto Guevara como Raúl se opusieron gritándoles que no, que lo que hacia falta era que conspirasen para fusilarlos a todos.

De Raúl, también escribe el coronel Ramón Barquín en su libro “Las Luchas Guerrilleras en Cuba”.

Afirma quien fuera jefe de la Conspiración de los Puros contra el régimen de Fulgencio Batistas que el flamante jefe de gobierno de Cuba en su arenga a los miembros de la Columna 6, antes de partir a abrir el Segundo Frente Oriental les dijo “Nuestro objetivo único no es tumbar a Batista sino hacer una revolución verdadera, y las bases de esta revolución tenemos que sentarlas aquí, en pleno campo de Batalla”[6]. Afirma que fue Raúl Castro el primero en instruir a sus subalternos en crear un servicio de inteligencia aun antes del triunfo de la insurrección.

Sigue escribiendo Lucas Moran Arce que el 22 de junio de 1958 Raúl Castro ordenó que detuvieran a todos los ciudadanos estadounidense que residían o transitaban por los alrededores del Segundo Frente Oriental. El 28 se puso en ejecución la orden, fueron detenidas 51 personas, 49 estadounidenses y dos canadienses, el cónsul de Santiago de Cuba, Park Wollam tuvo que viajar a la zona para pactar la liberación de los secuestrados.Segun el autor, Fidel Castro no estaba al tanto de esa operación y le escribió a su hermano “nosotros no practicamos el sistema de rehenes por justa que sea nuestra indignación contra las actitudes políticas de cualquier gobierno”.[7]

Sobre este asunto que tiene a simple vista una particular importancia refiere el ya mencionado coronel Ramón Barquín que junto a la Orden Militar # 30 en la que se disponía los plagios de norteamericanos y canadienses, Raúl Castro emitió un comunicado titulado “Manifiesto a la Juventud del Mundo” en el que acusaba a Estados Unidos de todos los problemas de Cuba. Este documento lo remitió al Partido Socialista Popular y no a otras instancias públicas o políticas del país.[8] Entre los secuestrados había infantes de marina con licencia y los guerrilleros penetraron en la Moa Bay Mining Company y secuestraron a diez ingenieros estadounidenses. El botín adicional, continua Barquín, incluyo camiones, jeeps, plantas de radio y eléctricas y equipos médicos.

Pedro Corzo

Agosto 13-06

[1] Miguel Sánchez combatió en la Guerra de Corea en el ejército de Estados Unidos. Le dio este testimonio al autor durante una entrevista para producir el documental “Guevara, Anatomía de un Mito”.

[1] El Nuevo Herald. 8-6-06

[1] Autor del manucristo, El Costo Humano de la Revolución Social. Vicepresidente de Archivo Cuba

[1] La Revolución Cubana. Una versión rebelde.pp259.Lucas Moran Arce

[1] Entrevista del autor con Agustín Alles Soberon para un documental sobre Camilo Cienfuegos.

[1].Las Luchas Guerrilleras en Cuba. Segundo Tomo pp. /514. Ramón Barquín

[1] La Revolución Cubana.Una versión rebelde.pp.255.Lucas Moran Arce.

[1] Las Luchas Guerrilleras en Cuba.Segundo Tomo. pp./638.Ramón Barquín

--------------------------------------------------------------------------------

[1] Miguel Sánchez combatió en la Guerra de Corea en el ejército de Estados Unidos. Le dio este testimonio al autor durante una entrevista para producir el documental “Guevara, Anatomía de un Mito”.

[2] El Nuevo Herald. 8-6-06

[3] Autor del manucristo, El Costo Humano de la Revolución Social. Vicepresidente de Archivo Cuba

[4] La Revolución Cubana. Una versión rebelde.pp259.Lucas Moran Arce

[5] Entrevista del autor con Agustín Alles Soberon para un documental sobre Camilo Cienfuegos.

[6].Las Luchas Guerrilleras en Cuba. Segundo Tomo pp. /514. Ramón Barquín

[7] La Revolución Cubana.Una versión rebelde.pp.255.Lucas Moran Arce.

[8] Las Luchas Guerrilleras en Cuba.Segundo Tomo. pp./638.Ramón Barquín
avatar
CalaveraDeFidel

Cantidad de envíos : 18459
Fecha de inscripción : 21/02/2009

Volver arriba Ir abajo

Re: Raúl Castro.Biografías no autorizadas .

Mensaje por CalaveraDeFidel el Vie Mayo 07, 2010 2:55 pm

Raúl Castro.
La Sombra del Poder.II.
Entre la Fiscalia y el Narcotráfico.
Por Pedro Corzo

Relativo a Raúl Castro escribió recientemente en The New Yorker, Jon Lee Anderson, uno de los biógrafos de Ernesto Guevara: "Pese a su reputación de hombre cálido, puede ser impulsivo, dogmático y a veces brutal, en 1959, durante la rendición de Santiago, la segunda ciudad del país, Raúl presidió la ejecución de más de 70 soldados y oficiales que fueron ametrallados y sus cadáveres lanzados a un foso" [1].

Pero hay un aspecto poco comentado de la vida de Raúl Castro y es que en todos los procesos "judiciales" de gran relevancia que han tenido lugar en Cuba después del triunfo de la insurrección, ha jugado un rol fundamental. Ha sido una especie de fiscal especial, un acusador con capacidad de sancionar.

En 1959, durante el proceso contra el comandante Huber Matos fue una especie de Robespierre. En una escena en la que se aprecia su intención de imponer un terror colectivo impuso su voluntad al tribunal. Amenazó y coaccionó hasta que se le enfrentó Matos quien rebatió con firmeza todos sus argumentos. Al abogado defensor de Matos, Francisco Loriet Bertot trató de injuriarlo y desacreditarlo de todas las formas posibles. Según Matos, el letrado puso en ridículo a Raúl y logró que en la sala se rieran a su costa. El "Segundo", hoy "Primero", no escatimó injurias ni ofensas, ni de inventar conspiraciones y denunciar a todos los que consideraba enemigos de la Revolución.

Aparentemente Raúl Castro cumple a satisfacción el papel de malo que le asignó su hermano, rol que cumple con extrema satisfacción y dedicación. Es el "chico" terrible, antipático. Dicen que sus chistes son como una piedra en el zapato. No es ingenioso ni es capaz de seducir a su interlocutor pero en verdad, salvo contadas ocasiones como aquella del secuestro de los americanos, solo cumple los deseos y caprichos de su hermano.

Recuerdo que en los días del triunfo de insurrección todos decían: "Raúl es el que mata y cuando lo hace Fidel se disgusta". También están los que se tragaron el cuento que Raúl era el comunista y que trampeaba a Fidel, que Raúl era el único responsable, junto a Guevara, de la importancia que habían adquirido los amigos de Moscú. En fin, en la Mitología hasta hoy escrita de la Revolución Cubana, Raúl Castro es el depredador y Fidel Castro el benefactor.

Hay una fuerte tendencia a considerar a Fidel Castro como el único gestor y actor del desastre nacional cubano. No cabe dudas de que es con mucho el principal responsable pero es evidente que no pocos han colaborado en esa gestión y uno de ellos ha sido Raúl Castro, [2] quien al mando de una delegación en su condición de Ministro de Defensa, viajo a la Unión Soviética, julio de 1962, para discutir el embarque de armas soviéticas a Cuba, entre las que estaban incluidos los cohetes SAMs, tierra-aire, y los cohetes balìsticos con capacidad nuclear que generaron la crisis de los misiles de 1962. Raúl y Ernesto Guevara cumplieron con satisfacción el deseo de Fidel Castro de convertir a Cuba en el primer objetivo en una guerra termonuclear.

Raúl Castro, según un artículo del Miami Herald, se reunió con narcotraficantes colombianos en 1980 y les autorizó a usar puertos cubanos en su trasiego de drogas a Estados Unidos a cambio de que facilitaran armas y municiones a las guerrillas del M-19. Años más tarde se reunió con uno de los hombres de Manuel Antonio Noriega para mediar en una disputa que el general panameño sostenía con narcotraficantes colombianos. Se podría decir que su papel había mutado, de fiscal y verdugo, a mediador entre narcotraficantes.

Manuel de Beunza, quien fuera mayor de los servicios de inteligencia del gobierno cubano, testificó en una audiencia del Senado de Estados Unidos que Raúl Castro sustituyó a Generoso Escudero como jefe de la unidad naval de Cienfuegos, porque éste se negó a colaborar en el desplazamiento de las lanchas rápidas que transportaban cocaína hasta la costa sur de Cuba.

Beunza agrega que el hoy vicealmirante Pedro Pérez Betancourt, próximo a Raúl Castro y jefe de la marina de Guerra de Cuba, le confesó en Riga, Letonia, que era necesario hacer cambios en la estructura de mando ya que oficiales como el vicealmirante Aldo Santa Maria Cuadrado no querían prestarle apoyo al tráfico de drogas que tenía como objetivo destruir la sociedad estadounidense.

Otro vínculo con el narcotráfico es cuando el narcotraficante convicto Carlos Lehder asegura en una corte estadounidense que se había reunido en dos ocasiones con Raúl Castro y que éste le había otorgado permiso para sobrevolar la isla como punto de tráfico de cocaína con rumbo a Estados Unidos. Dos años mas tarde, 1993, la fiscalía federal redacta un proyecto de encausamiento, en él hace referencia a Raúl castro como líder de un complot para enviar toneladas de cocaína a Estados Unidos a través de Cuba.

Por otra parte en un libro de reciente publicación y en declaraciones dadas a la prensa, John Jairo "Popeye" Velásquez, estuvo muy próximo a Pablo Escobar Gaviria, manifestó que Raúl, sostenía una estrecha relación con el cártel de la cocaína de Medellín y que protegió los embarques de droga que pasaban por Cuba rumbo a la costa sur de la Florida.

El hecho de que prestara protección a los narcotraficantes no impedía que continuara cumpliendo con su rol de protector de la fe. Un caso notable en el que Raúl Castro jugó un papel relevante es en el que se establece contra el atacante al cuartel Moncada, Gustavo Arcos Bergnes, [3] ex embajador de Cuba en los Países Bajos y uno de los fundadores del Movimiento Pro-Derechos Humanos en la isla.

En el proceso que instrumentó la dictadura contra la dirigencia del viejo Partido Socialista Popular conocido como la "Microfracciòn", 1968, jugó un papel destacado. Fue quien ordenó a la Seguridad del Estado las medidas a tomar contra los supuestos complotados. Al final del proceso, cuando el terror "raulista" corría impetuosamente por el torrente sanguíneo de culpables e inocentes, y se creía que el chico malo produciría un baño de sangre, se apareció Fidel componiéndolo todo y mandando a los inculpados a cumplir sentencias de prisión.

Raúl Castro fue el responsable del cierre de la revista Caimán Barbudo, un medio que se atrevía a cuestionar algunas decisiones gubernamentales. Meses mas tarde asumió la organización del Congreso de Educación y Cultura, que en la opinión del investigador Alberto Álvarez García [4] fue lo máximo en represión intelectual que había conocido el país hasta ese momento, proceso que culminó con el cierre de la publicación "Pensamiento Crítico" y de la Facultad de Filosofía de la Universidad de La Habana.

En 1971, tiene lugar un "juicio" al mejor estilo de los procesos de Moscú contra el intelectual y destacado poeta Heberto Padilla. Según Manuel Díaz Martínez, Raúl Castro cumplió en la investigación, montaje y desarrollo de la acusación un papel relevante. [5] El proceso que fue una advertencia a los intelectuales que se atrevían a pensar libremente, desencantó a muchos intelectuales, nacionales y extranjeros, con el liderazgo de la Revolución, y a partir de la prisión de Padilla y su posterior destierro, se convirtieron en críticos de Fidel Castro y su régimen. Paradójicamente todos desconocían el rol cumplido por Raúl Castro, y consideraban que lo acontecido era inspiración de Fidel.


Pero en el que sin dudas Raúl Castro desempeñó su papel mas estelar fue en el llamado "Proceso de los Generales". Raúl preparó las condiciones en su discurso del 13 de junio de 1989 para la decisión que tomaría el máximo líder de fusilar a sus asociados en el narcotráfico. Raúl bajo la dirección de su hermano, o por iniciativa propia, montó un proceso, instrumentó el terror y demostró que continuaba siendo el mas fiel de los fidelistas. Sus palabras confirmaron que seguía siendo válido el postulado de "Por la Revolución todo" con las connotaciones indefinidas que ese "todo" tiene. Este proceso hizo posible que Raúl Castro sumase a su control absoluto en el MINFAR, el manejo y conducción del poderoso Ministerio del Interior, MININT.

Evidentemente Raúl Castro no ha cesado de cumplir uno de sus roles, el de cancerbero del totalitarismo cubano. En 1992, fue el protagonista en impugnar a Carlos Aldana, ideólogo del Partido Comunista de Cuba y miembro del Buró Político, y diez años mas tarde asumió el mismo rol en el caso "Robertico Robaina", el canciller que jugó con fuego hasta quemarse.
Raúl fue el primero en acusar a este último de deslealtad, corrupción y de sugerir que el defenestrado ministro había intentado establecer las bases para cuando se presentara la oportunidad asumir el control del país.

Para Alberto Álvarez [6], Raúl Castro ha sido una especie de escudo, de protector del sistema. Apunta que fue el creador del Dpto. Ideológico de las Fuerzas Armadas, antes de que este organismo se constituyera en otro aparato del Estado, consecuencia de ese Dpto. fue la revista Verde Olivo un medio que promovía el pensamiento mas ortodoxo y el culto mas fiel a los líderes del proceso revolucionario. Afirma que controlaba también el Dpto. de Cultura por medio de un funcionario de nombre Luís Pavón.

A partir del Primer Congreso del Partido Comunista de Cuba, 1975, Raúl Castro empezó a controlar el Dpto. Ideológico del Partido Comunista de Cuba, entidad responsable de velar por la pureza ideológica del Gobierno y de la Revolución y que trabaja estrechamente vinculada con la sección de contra inteligencia del Ministerio del Interior y de las Fuerzas Armadas. Los jefes de este Dpto. fueron personas estrechamente vinculadas al ministro de la Defensa,
Al comandante Antonio Pérez Herrero, primer jefe del Dpto., sustituido por Carlos Aldana, ayudante personal del ministro, quien a su vez fue relevado, 1992, por José Ramón Balaguer, un viejo guerrillero que había sido testigo de la Perestroika porque fungió como embajador de Cuba en ese país, años mas tarde fue relevado por otro oficial, el coronel Rolando Alfonso.

Afirma Alberto Álvarez [7] que en el Quinto Pleno del Comité Central del Partido, Raúl Castro, leyó un documento que contó con la aprobación de su hermano en el que se atacaba ferozmente a los académicos y a los centros de investigación de Ciencias Sociales que supuestamente se habían identificado con el aperturismo. El inquisidor funcionó a toda máquina en lo de atacar, desmontar y convertir en enemigos a la mayor parte de los investigadores y funcionarios del CEA.
Los miembros de este grupo académico fueron interrogados e investigados, el régimen trató de que se auto impugnasen y asumiesen la responsabilidad de crímenes que no habían cometido. El informe que leyó Raúl Castro en el V Pleno del Comité Central del Partido, marzo del 96, fue publicado en el órgano oficial del Partido. Raúl, una vez más fue fiscal, ya que el rol de verdugo nunca lo ha abandonado.

Pedro Corzo.
Septiembre-06
avatar
CalaveraDeFidel

Cantidad de envíos : 18459
Fecha de inscripción : 21/02/2009

Volver arriba Ir abajo

Re: Raúl Castro.Biografías no autorizadas .

Mensaje por CalaveraDeFidel el Vie Mayo 07, 2010 2:58 pm

Raúl y la lucha contra la corrupción
Por Jorge Hernández Fonseca

En los momentos actuales, que asistimos a la muerte política de Fidel Castro (anunciada por el líder del mayor partido de la izquierda latinoamericana, Lula da Silva, en un lapsus creativo) donde la deteriorada salud física del dictador cubano es políticamente secundaria (basta escuchar la sarta de sandeces que habló en su último video “salvando a la humanidad”, desde una Cuba literalmente en harapos) se hace necesario un análisis que profundice en la situación objetiva del sufrido pueblo de la isla y sus peligrosas perspectivas inmediatas.

Se configuran ahora dos contextos explosivos en el panorama político cubano: Por un lado, los deseos imparables de cambios en el seno de la sociedad cubana, exhausta por 48 años de férrea dictadura, en momentos que el dictador llega a sus finales de manera irreversible; y por otro lado, las ansias de continuidad de un proceso sucesorio, dentro de un grupo de poder que ve en este panorama la forma de consolidar una futura dictadura militar, a cualquier precio.

Históricamente --y en sistemas totalitarios como el socialista cubano– la ambición siempre fue preservar el poder a toda costa y a todo costo. El ejemplo histórico más acabado lo tenemos en la China comunista de Mao, en la época que la decrepitud se apoderó del dictador chino, aspecto que se reedita peligrosamente ahora en el panorama cubano. ¿Se repetirá a historia?

Existe en la reciente Cuba de Raúl y estimulado por su flamante equipo de mando, un ambiente propicio al ‘pase de cuentas’. No se trata de la conocida vigilancia y represión a la oposición política disidente dentro de la isla. Se trata de explotar el sentimiento de trauma que el pueblo cubano acumula con el socialismo fidelista, desviándolo hacia los problemas prácticos que agobian la población, iniciando una campaña hipócrita contra la corrupción (propia del socialismo-carestía) erigiéndose en jueces de lo secundario, para desviar el verdadero foco: el fracaso total del sistema implantado en la isla, padre verdadero de la corrupción reinante.

Una situación muy similar afrontó la China comunista cuando Mao entró en decadencia y un grupo de auxiliares inescrupulosos, la famosa “Banda de los Cuatro” (que incluyó --como sucede ahora en Cuba-- a jóvenes ambiciosos y oportunistas) iniciando la mal llamada “revolución cultural” (de cultura no hubo nada) que no fue otra cosa que un ajuste de cuentas dentro de las filas comunistas, aduciendo como en la Cuba de hoy, el flagelo de la corrupción.

Se trata de un peligro real, que el mundo externo no podría evitar y ni siquiera el decrépito dictador podría frenar por su capacidad irreversiblemente disminuida en la actualidad, todo lo cual pudiera provocar un trauma de incalculables consecuencias para el sufrido pueblo cubano, al final de un largo camino de carestías y arbitrariedades, sólo por ambición de poder personal.

No se trata de la también probable guerra civil entre diferentes facciones, ni la tan cacareada “invasión americana”, que nunca llega. Es la manera de esparcir el miedo dentro de la población civil cubana, con el pretexto adicional de culpar a terceros de responsabilidades que nadie como Fidel y Raúl tienen, evadiendo sus culpas y crímenes contra su propio pueblo.

En momentos que una élite ambiciosa erige una falsa bandera contra la corrupción, cuando en realidad con sus armas protege sus verdaderas causas --porque el poder de las armas que Raúl y sus generales representan es lo que les permite dirigir el país-- lo que realmente deberían aquellos hombres dignos que están dentro de las filas del ejército, es colocar en un avión hacia Corea de Norte a los hermanos Castro, para iniciar la reconciliación nacional.

El peligro de la estrategia raulista es grave para la oposición interna, que seguramente sufrirá las consecuencias de la hipócrita lucha contra la corrupción. Sólo la solidaridad internacional, o el posible patriotismo de los cuerpos armados de la isla detendrá la mano de los generales de Raúl a la muerte de Fidel, o durante su cercana etapa final de pérdida de conciencia.

Ya son dos ministros los apartados por razones poco claras, más un grupo de funcionarios de alto nivel, todos víctimas del plan en marcha, para el asalto a las riendas del poder político, legitimado por la convulsión que causaría un ajuste de cuentas falso, tomando la corrupción como pretexto para la consolidación de un “prestigio” artificial y forzosamente adquirido.

La situación excede el análisis político tradicional, y tiene como centro el grado de indefensión que el pueblo cubano tiene ante la dictadura que lo oprime, poniendo de relieve la falsedad del argumento tradicional de los hermanos Castro, que justifican la dictadura que mantienen contra su pueblo, como siendo derivada del diferendo histórico Cuba-EUA, en momentos que no es muy clara la posición del gobierno norteamericano ante las pretensiones raulistas.

Sólo un entendimiento entre la oposición interna y el exilio, entre la Europa democrática y Estados Unidos y entre los polos de la izquierda opositora y la derecha democrática cubana (todo con muy pocas probabilidades) sería la solución real con vistas a presionar de conjunto por una salida democrática para los cubanos, exhaustos por casi medio siglo de totalitarismo.
avatar
CalaveraDeFidel

Cantidad de envíos : 18459
Fecha de inscripción : 21/02/2009

Volver arriba Ir abajo

Re: Raúl Castro.Biografías no autorizadas .

Mensaje por CalaveraDeFidel el Vie Mayo 07, 2010 2:59 pm

hace 4 años
Raúl se disfraza de Fidel

Carlos Alberto Montaner

Los primeros síntomas del gobierno de Raúl Castro no son alentadores. El 10 de diciembre pasado una turba organizada por la policía política y el partido comunista apaleó en las calles de La Habana a una minúscula manifestación de ciudadanos pacíficos que pretendían conmemorar el Día de los Derechos Humanos establecido por la ONU. Uno de los energúmenos del operativo policial, al que hay que agradecerle su franqueza ideológica, gritaba ''abajo los derechos humanos''. Nada nuevo: desde hace varias décadas vienen haciéndolo. El pogromo, aprendido de los nazis, es una de las estrategias para mantenerse en el poder: castigan a los que se atreven a protestar y, de paso, aterrorizan a la sociedad.

Pero, para entender la conducta de Raúl Castro, aún más elocuente que ese hecho monstruoso fue un inocente guateque infantil al que asistió pacientemente. El niño Elián --el balserito salvado y devuelto a Cuba-- cumplió año y allá fue Raúl a celebrar la ocasión escoltado por guardias, pasteles y croquetas. ¿Por qué acudió Rául Castro a esa fiestecilla insignificante y llevó las cámaras de la televisión a que dieran cuenta de ello? Por algo tan sencillo como patético: Raúl está tratando de hacer las cosas que hacía Fidel. No sólo lo está sustituyendo en sus cargos. También intenta imitar su comportamiento. Psicológicamente, no es Raúl el que gobierna con sus ideas y sus juicios propios. Es un artista del karaoke. Trata de ser su hermano. Se ha pegado unas barbas postizas y quiere ser Fidel bis.

¿Oportunismo? ¿Inseguridad? ¿Cálculo político? Todo eso junto. Pero es triste que esté copiando lo peor de su hermano. Durante casi medio siglo Fidel gobernó mediante el bochinche. Creaba conflictos artificiales, sacaba las gentes a las calles a desfilar en medio de unas estridentes protestas, y confiaba en que esas ceremonias de ira colectiva, orquestadas por el aparato de propaganda, galvanizaban a la sociedad tras su liderazgo. La revolución era esa gritería desagradable.

El caso de Elián es perfecto para entender esta estrategia. Una docena de personas intenta escapar de Cuba en una balsa. Entre ellas está una muchacha divorciada y su hijito de cuatro o cinco años. La acompaña su nuevo compañero. La balsa se vuelca. El niño y otras dos personas sobreviven milagrosamente. Unos tíos del niño, radicados en Miami, amorosamente, se hacen cargo de la criatura. El padre del niño, que en un primer momento estaba encantado con la acogida dada a Elián por parte de sus familiares exiliados --gente laboriosa y decente--, es presionado por las autoridades cubanas y reclama su custodia.

Ante este episodio, que no es más que un típico conflicto legal por la patria potestad sobre un menor, semejante a miles que se ventilan en los tribunales todos los días, Fidel Castro monta una operación publicitaria y durante un año la prensa local (y buena parte de la internacional) se dedica a examinar el problema. El país se está cayendo a pedazos, la productividad está por los suelos, hay graves problemas de nutrición, las cárceles están llenas de presos políticos y las calles inundadas de jóvenes prostitutas que se venden a los turistas para poder comer, pero Fidel ha convertido ''el caso Elián'' en el foco de atención. Ha creado el bochinche y saca las manifestaciones a las calles. Decenas de miles de cubanos desfilan bajo un sol asesino para pedir que les devuelvan a Elián. Mientras eso sucede, docenas de balseros de todas las edades continúan ahogándose en el estrecho de la Florida sin siquiera merecer el mínimo homenaje de una escueta mención periodística. Los castristas y los papanatas aseguran que Fidel es un genio de la política. Mientras tanto, Cuba se hunde en la idiotez y la miseria.

El modo fidelista de gobernar es ése: la algarabía, la incapacidad para organizar las prioridades, el gesto para la galería, la demagogia boba que esconde los problemas debajo de una montaña de consignas mitineras. Raúl quiere seguir tras esa huella. ¿Podrá hacerlo? A Fidel ese estilo bochinchero le resultaba natural. Es lo que comenzó a hacer en sus lejanos días universitarios, en la década de los cuarenta, y jamás superó su etapa adolescente. Se transformó en Peter Pan con barba y pistola. Ese uniforme a Raúl le queda mal. Se le ve que es de utilería.

Diciembre 17, 2006
avatar
CalaveraDeFidel

Cantidad de envíos : 18459
Fecha de inscripción : 21/02/2009

Volver arriba Ir abajo

Re: Raúl Castro.Biografías no autorizadas .

Mensaje por CalaveraDeFidel el Vie Mayo 07, 2010 3:00 pm

Ramiro Valdés y ellos.
El cuarto ministerio
Por Norberto Fuentes
Publicado en elmundo.es


31 de agosto.- Ramiro Valdés es más sabio de lo que muchos calcularon. El ex ministro del Interior (MININT) regresa al gabinete justo ahora que al frente de régimen está Raúl Castro, más de dos décadas después que Valdés fuese removido del cargo como resultado de una de las tantas pugnas que Fidel y Raúl han sostenido en todos estos años, y que en ese caso ganó el ministro de las Fuerzas Armadas Revolucionarias.

Recuerdo que en 1986, un año después de la salida de Ramiro del MININT, yo estaba con Carlos Aldana —entonces el secretario ideológico del Partido Comunista— y hacíamos un poco de ejercicios en el Gimnasio de Tropas Especiales, cuando Aldana reparó en Ramiro, cerca de nosotros, que estaba añadiendo unos pesados discos de hierro a su pesa. En perfecto estado físico, y aplicándose con maestría en todos los aparatos del complejo, parecía un atleta de alto rendimiento. Fue en ese momento que Aldana me dijo: "Este cabrón está preparándose para sobrevivir. Se lo tengo que decir a Raúl. Quiere sobrevivirnos a todos". Y la verdad es que su vuelta al gobierno demuestra que él ya ha sobrevivido a muchos, incluido al propio Aldana, destituido de sus cargos a comienzos de los 90.

Ramiro recibió la noticia de que ya no era el tercer hombre del régimen a mediados de 1985 durante una reunión del Buró Político. En la sala donde se reúne esa instancia, los primeros puestos en importancia cuentan con micrófonos para grabar las declaraciones cuando corresponda y que se desactivan desde el mismo lugar cuando los temas tratados no son para los oídos del resto de los cubanos. Pues bien, cuando, Ramiro fue removido del cargo, Fidel hizo salir a todos los presentes de la sala y se quedó a solas con él, tratando de darle algún consuelo.

Fidel se encargó de apagar los micrófonos, pero no sabía, y quizá recién ahora, si alguien le da a leer el presente texto, que desde el piso inferior, en la salita donde se registran las grabaciones —y cuyo funcionamiento está a cargo de la oficina política de Raúl—, también se pueden activar los micrófonos sin que se enteren arriba y que toda la conversación había sido grabada.

Raúl se hizo presente en la sala de grabación en cuanto supo que Fidel había terminado de pasarle la mano a Ramiro, y le pidió al operador, uno de sus hombres —me abstengo de citarlo por su nombre, para evitarle la eventualidad de algún problema—, que le entregara el cassette con la grabación, algo que éste hizo sin titubear. Raúl se guardó el cassette en su bolsillo, le dijo al operador que de eso nadie debía enterarse, dio media vuelta y se fue. Dijo así, textualmente: "De esto, a nadie". El ministro de la FAR quería tener controlada hasta el más mínimo detalle de la salida de Ramiro, y, más que eso, lo que le había dicho Fidel. Valdés.

Después le quitaría una casa con que contaba en Varadero y hace pocos meses un yate y una lancha que tenía fondeados en un embarcadero al fondo de su residencia de Jaimanitas, al este de La Habana, que da a la costa. Todo mandado por Raúl. El argumento para despojarlo de la casa, era la necesidad de incorporar del inmueble a un complejo turístico que las FAR desarrollaban en la zona. La historia para pedirle las llaves del yate y la lancha sonaba más perentoria. Había "la señal" de que la CIA pudiera intentar hacerse con las embarcaciones para emplear en alguna operación comando de sabotaje en el litoral.

Más de 21 años después de su defenestre, Ramiro está de vuelta. De todas formas ya no serán los tiempos en que recorría las calles habaneras en su comitiva de dos autos Tatra T603 negros, el mismo auto que Fidel tenía (aunque blanco) y que nunca usó.

De un primer vistazo, no es lo mismo el Ministerio del Interior o la Seguridad del Estado que el despacho de ministro de Informática y las Comunicaciones. Aunque todos sabemos que en las actuales circunstancias lo que importa no es el ministerio y sus probables rimbombancias, sino del alto valor de la jugada política implícita en su nombramiento. Alto no, altísimo. Se trata del cuarto ministerio que ocupa. Además del MININT, Ramiro fue jefe (con rango superior al de ministro) del sector de la construcción y tuvo a su cargo últimamente el desarrollo de la electrónica y especialmente de crear una sólida base informática y de producción de computadoras cubanas y sus programas.

Pero no me pierdan la perspectiva con lo dicho anteriormente, puesto que todo eso es borrasca del pasado. Su actual nombramiento es un gesto de unidad de Raúl Castro, donde muestra su capacidad para superar sus diferencias personales y superar las asperezas que lo separaron de Ramiro. Es una muestra de que quiere arreglar las cosas, en primer lugar, en casa. De que quiere comenzar en buena forma y sin divisiones su gestión al frente del gobierno cubano. Y yo diría que es un buen comienzo de Raúl, porque habla de capacidad de maniobra, de inteligencia y de que ningún problema personal va a pesar en él más que las necesidades del momento.

Falta saber si todo esto fue idea de Raúl o de Fidel, sobre todo porque Ramiro tiene la misma edad que ellos, pero está en mejores condiciones físicas y, de cierto modo, siempre ha sido el tercer hombre de la Revolución.
avatar
CalaveraDeFidel

Cantidad de envíos : 18459
Fecha de inscripción : 21/02/2009

Volver arriba Ir abajo

Re: Raúl Castro.Biografías no autorizadas .

Mensaje por CalaveraDeFidel el Vie Mayo 07, 2010 3:01 pm

Montaner hace 4 años

Raúl Castro y Washington

Carlos Alberto Montaner

El pasado 2 de diciembre Raúl Castro leyó un breve discurso en la plaza pública en el que la única nota curiosa fue una exhortación a Estados Unidos para que se sentara a negociar con su gobierno. Mientras tanto, Fidel, en un hospital, o tal vez ya en su casa, convertida en un confortable moridero, agonizaba lentamente, en unas condiciones físicas tan lamentables que ni siquiera pudieron exhibirlo para tranquilizar a sus partidarios y desalentar a sus enemigos. Daba pena, y como daba pena, lo escondieron.

Es la cuarta vez que Raúl, públicamente, sale de su trinchera con una bandera blanca, le hace un guiño a Washington y regresa corriendo a la madriguera. Y es la cuarta vez que los diplomáticos norteamericanos se preguntan lo mismo: si este caballero, realmente, tiene algo novedoso que transmitirle al gobierno norteamericano, ¿por qué no utiliza los cien discretos canales de comunicación que existen entre los dos países? En La Habana hay una embajada, allí llamada, en pésimo español, ''oficina de intereses'', dotada con buenos diplomáticos. Hay importantes hombres de negocios estadounidenses que viajan a Cuba constantemente. Hay periodistas. Hay militares de los dos países que se reúnen periódicamente en torno a Guantánamo. Los políticos castristas tienen acceso y buenas relaciones con legisladores norteamericanos importantes como el senador Dodd o el congresista Rangel. ¿A qué juega Raúl?

Esta vez, como en las anteriores, la respuesta de Washington fue impecable: el problema de Cuba no se soluciona con una conversación entre Washington y La Habana, sino en unas serenas conversaciones entre el gobierno cubano y los demócratas de la oposición. Si Raúl quiere comenzar a hacer gestos inteligibles en esa dirección, puede comenzar por liberar presos políticos, suspender los ''actos de repudio'' --pogromos violentos contra cualquiera que manifieste su inconformidad-- y darle instrucciones a su burocracia para que autorice la inscripción de varias ONGs creadas por los opositores dentro del marco de la ley cubana. Ese lenguaje sería mucho más comprensible que la demagogia mitinera y demostraría que realmente existe una voluntad de explorar nuevos rumbos en la etapa postfidelista. Tampoco es imposible una mesa a tres bandas. ¿Por qué no? Pero Raúl no tiene forma de saltarse a la oposición.

Durante todo el siglo XX la izquierda latinoamericana le reprochó a Washington, con razón, que mantuviera buenas relaciones con las dictaduras (Trujillo, Somoza, Batista, Stroessner, entre otros). Y parece que Washington aprendió la lección: no se debe tener buenas relaciones con los dictadores que maltratan a sus pueblos. No es moralmente justo apoyarlos económicamente. No se les debe dar crédito. Hay que presionarlos para que cambien sus métodos de gobierno. ¿No era eso lo que pedía la oposición a Batista? Los turistas norteamericanos, los turistas procedentes de cualquier nación democrática, si legalmente se les puede impedir, no deben acudir a las naciones que practican el apartheid y les prohíben a los nativos acceder a las mismas playas, hoteles y restaurantes de que disfrutan los extranjeros. Eso era odioso en Sudáfrica y es odioso en Cuba.

Tras casi medio siglo de enfrentamientos con la dictadura comunista cubana, Washington llegó a la sabia conclusión de que como mejor se salvaguardan sus intereses y valores es si en la isla existe una democracia independiente y próspera, capaz de sustentar a una sociedad satisfecha que no desee escapar en masa rumbo a Estados Unidos. Nadie en Estados Unidos desea invadir o anexar a Cuba. Esas son coartadas para tratar de justificar la tiranía. Todo lo que Washington, la Unión Europea y el mundo sensato desean es que Cuba sea un país normal, pacífico y desarrollado. Eso es lo conveniente.

En rigor, Estados Unidos ha sido muy generoso con la sociedad cubana. Hoy vive en territorio norteamericano un 15% de la población de la isla, y, aunque apenas constituye un 4% de la población hispana, su éxito económico y social es muy notorio. La segunda generación de cubano-americanos tiene un desempeño económico y académico ligeramente superior a la media norteamericana, pero lo más impresionante es su nivel de integración social: dos senadores y cuatro congresistas federales, un miembro del gabinete, varios embajadores, decenas de legisladores y funcionarios locales, centenares de educadores de alto rango, entre ellos varios rectores de universidades, banqueros, empresarios de éxito, artistas y músicos de primer rango. Una sola empresa fundada por exiliados, Bacardí, vende tres veces más que todas las exportaciones cubanas, y su valor de mercado, si saliera a Bolsa, duplicaría el PIB de Cuba.

Pero no sólo los exiliados se han beneficiado de la política norteamericana hacia Cuba: también los que permanecen en la isla. Los exportadores norteamericanos de alimentos le venden a Cuba varios cientos de millones de dólares todos los años. Unos mil millones de dólares fluyen anualmente desde Miami a Cuba en forma de remesas, mientras, año tras año, a los cubanos se les otorgan veinte mil visas de residentes --un trato que no recibe ninguna otra nación latinoamericana--, válvula de escape que les quita presión a las graves tensiones internas del país. El problema, pues, no es el embargo ni el conflicto con Washington, que hace mucho tiempo perdió su virulencia. El problema fundamental es entre la dictadura cubana y una sociedad que desea cambios profundos y pacíficos. Si Raúl Castro no entiende eso, no entiende nada.

Diciembre 10, 2006


Última edición por CalaveraDeFidel el Vie Mayo 07, 2010 3:05 pm, editado 1 vez
avatar
CalaveraDeFidel

Cantidad de envíos : 18459
Fecha de inscripción : 21/02/2009

Volver arriba Ir abajo

Re: Raúl Castro.Biografías no autorizadas .

Mensaje por CalaveraDeFidel el Vie Mayo 07, 2010 3:03 pm

¿Quién es Raúl Castro?
por General Ion Mihai Pacepa*
Es posible que Fidel Castro este en su lecho de muerte O puede que haya muerto. Infortunadamente, en los paises comunistas de herencia latina, los tiranos vienen en parejas, compre uno y el otro es gratis. La Rumania comunista tuvo a Nicolas y a Elena Ceaucescu. Cuba tuvo a Fidel y a Raul Castro. En las navidades de 1989, los rumanos se libraron de ambos Ceacescu y 12 años despues Rumania se unio a la OTAN. Dentro de poco, Cuba solo va a tener un Castro, el heredero al trono.

Así que ¿quién es Raúl Castro? Mientras los expertos occidentales especulan que pudiera mover a Cuba hacia la dirección colectiva y la democracia, en realidad eso es tomar los deseos por realidad. Ojala tuvieran razón, pero lo que ha hecho Raúl es transformar un paraíso terrestre en una nación miserable y hay buenas razones para creer que va a volver a Cuba en una tiranía todavia peor.

Yo me reuní muchas veces con Raúl, tanto en Cuba como en Rumania. El tenia responsabilidades para coordinar el servicio de inteligencia cubano (la dirección General de Inteligencia o DGI) y a principio de los años 70 entre en una empresa conjunta de drogas con mi antiguo servicio, el Departamento de Información Externa, o DIE. Cuando no estaba en La Habana o en Moscú, estaba en Bucarest. Nosotros trabajamos, cazamos e hicimos pesca submarina.

Competimos en el polígono de tiro; tenía excelente puntería. Corrimos juntos idénticos Alfa Romeos. Nunca vi nada que sugiriera que pudiera querer democratizar a Cuba.

Raúl siempre estaba intoxicado, de alcohol o de su propia importancia. Mi contrapartida de inteligencia en aquellos días, Sergio del Valle, que era el más cercano compañero de Raúl en una relación que se remontaba los primeros dias en la Sierra Maestra, lo llamaba 'Raúl el Terrible' en una allusión - medio en serio, medio en broma - al primer ruso que se coronó Zar. Fidel daba los discursos, horas tras hora. Raúl dirigia la economia cubana, su política exterior, su comercio exterior, su sistema judicial, sus cárceles y su turismo, incluyendo sus hoteles y sus playas .

Raúl es generalmente percibido como un incoloro ministro de Defensa, pero también ha sido el brutal jefe de una de las instituciones más criminales del comunismo: la policía politica cubana. Yo lo conocí en esa capacidad. Era cruel y despiadado. Fidel puede haber concebido el terror que ha mantenido a Cuba en el comunismo pero Raúl ha sido el carnicero. Ha asesinado y aterrorizado a miles de cubanos, y no me cabe ninguna duda de que lucharía ferozmente para preservar sus poderes. De otra manera, tarde o temprano, Raúl tendría que responder por sus crímenes, y no lo conozco como suicida.

Antes de conocer a Raúl personalmente, me habia hecho una idea general sobre él gracias a Nikita Kruschev y el general Alexander Sakharovsky, el creador de la estructura de inteligencia de la Rumanía comunista y en aquella época jefe del servicio de inteligencia extranjera sovietico, la PGU (Pervoye Glavnoye Upravleniye) . Eso era en 1959. Ambos soviéticos habían llegado a Bucarest el 26 de octubre para 'seis días de vacaciones en Rumanía.'

Kruschev nunca había tomado unas vacaciones tan largas en el exterior pero su visita a Rumanía no era ninguna vacación. Estaba alli para discutir la revolución cubana con el máximo dirigente rumano, Gheorghe Gheorge-Dej, hasta entonces el único tirano comunista que dirigía un país de herencia latina.

Kruschev soñaba con pasar a la historia como el líder soviético que había instalado el comunismo en el continente americano y estaba dispuesto a hacer todo lo que fuera necesario para hacer su sueño realidad. Pero Kruschev no tenia confianza en Fidel, creía que no tenía nada que ver con el marxismo Los líderes del partido comunista cubano estaban convencidos de que Fidel era un peligroso aventurero y la burocracia del partido soviético tambien estaba renuente a apoyarlo. Pero Kuruschov si tenía confianza en Raúl. Según Sakharovsky, que habia traído secretamente a Raúl a Moscú a mediados de los años 50, fue un amor a primera vista. Nikita y Raúl amaban el vodka. Ambos estaban fascinados por el marxismo. Ambos odiaban la escuela, la religión y la disciplina. Ambos se consideraban expertos militares. Ambos estaban obsesionados con el espionaje y el contraespionaje. Y a los dos les gustaba dormir con las botas puestas. Sakharovsky consideraba que la 'cálida relación' entre los dos hombres habia convencido a Kuruschev de apoyar decididamente a la revolución cubana.

Por órdenes de Kruschev, Sakharovsky le había dado a Raúl un asesor de inteligencia: Nicolai Leonov, el experto en América Latina del PGU. Leonov (hoy un retirado general de la KGB y miembro de la Duma), le dio a Raúl inteligencia sobre las fuerzas militares del dictador Fulgencio Batista, y lo ayudó con su guerra de guerrillas. En junio de 1957, Leonov le dio documentos y fotografias mostrando que Washington estaba dando armas a apoyo logístico a Batista, y sugirió que Raúl tomara unos cuantos rehenes americanos para obligar a Eisenhower a retirarse del conflicto. Raúl lo hizo. El 26 de junio de 1958, sus guerrilleros secuestraron a 50 militares y civiles americanos y canadienses que estaban trabajando en Cuba. Por temor a la vida de los rehenes, Batista declaró un cese al fuego. Eso le permitió a los soviéticos traer nuevas armas a Cuba. El curso de la revolución cubana cambio para siempre. Había empezado la era de los secuestros políticos. El 31 de diciembre de 1958, Batista huyó de Cuba, y los hermanos Castro tomaron la dirección del país. Durante los próximos meses, Raúl organizó la ejecución de cientos de oficiales de la policía y el ejército de Batista. Los cádaveres eran enterrados en tumbas colectivas en la afueras de Santiago de Cuba.

Un año después, el viceprimer ministro soviético Anastas Mikoyan aterrizó en La Habana. Fue recibido por Fidel, Raúl y el nuevo asesor de la KGB, Alexander Shitov. La tarea de este último era ayudar a Raúl a crear una KGB cubana y un ejército estilo soviético. En 1962, Kruschev dio el extraordinario paso de nombrar a Shitov como embajador en Cuba. Pronto, Moscú empezo a construir secretamente bases de cohetes en Cuba. Kruschev, Raúl y Shitov - no Fidel - pusieron el mundo al borde la guerra nuclear.

En abril de 1971 visité Cuba como miembro de la delegación del gobierno rumano asistiendo al décimo aniversario de la victoria de Castro en Bahía de Cochinos. Un par de días despues de la ceremonia, Rúïl me invitó a pescar junto con Sergio del Valle. El otro huésped era un civil soviético que me presentaron como Alexei Alekseyev. 'Ese es Shitov,' me susurró del Valle en el oído. 'Ahora es el asesor de Allende' (Salvador Allende habia sido electo presidente de Chile el pasado noviembre) Allí, en el yate, me golpeó la &g t; idea de que era Raúl, y no Fidel el que, en la práctica, tenía las riendas de la revolución cubana.

En 1971 preparé una visita oficial de Ceaucescu a La Habana y estuve todo el tiempo a su lado durante la misma. Fidel era el lider visible. Raul era el factotum La Primera Dama era Vilma Espin, la esposa de Raul. A Elena Ceaucescu no le parecio bien pero posteriormente se llevaron magnificamente. Ambas pretendian ser quimicas, ambas se habian unido al Partido comunista ante de llegar al poder en sus paises, ambas eran miembros del Consejo de Estado y ambas eran presidentas de la Federacion de Mujeres de sus respectivos paises.

Durante la visita, los hermanos Castro y Ceaucescu pusieron los cimientos de un negocio internacional de drogas. Queria inundar al mundo de drogas. 'Las drogas pueden hacerle mucho mas daño al imperialismo que las armas nucleares'', afirmaba Fidel. 'Las d rogas van a erosionar al capitalism desde adentro' y Raul estaba de acuerdo. Nunca oi hablar de 'dinero' pero yo ya estaba administrando el dinero que Rumania estaba ganando de su propio narcotrafico. Todo iba a la cuenta personal de Ceaucescu. En 1978, cuando me fui de Rumania definitivamente, la cuenta, llamada AT-78, tenia unos $400 millones.

En el 2005, Fidel se puso furioso cuando la revista Forbes estimo su fortuna en unos $500 millones. Este año, la revista reviso el estimado a $900 millones. Teniendo en cuenta la miseria que existe en Cuba, ciertamente que esto es mas que suficiente para sobornar aliados y comprarse algunos nuevos. En 1973 pase unas 'vacaciones de trabajo' en La Habana. Raul me dio un recorrido por una enorme fabrica que producia maletas con doble fondos y otros disposi tivos de inteligencia para transportar secretamente armas y explosivos con objetivos terroristas. Por aquel entonces la DGI de Raul estaba trabajando freneticamente para ampliar la influencia politica cubana en America del Sur y el Tercer Mundo En particular, estaban tratando de consolidar el poder de los sandinistas en Nicaragua, fomentar una sangrienta guerra civil en El Salvador y ayudar al MPLA, respaldado por sovieticos y cubanos, para llegar al poder en Angola. El DGI y los militares de Raul tambien tenian asesores e instructores en las _base_s de la Organizacion para la Liberacion de Palestina y habia forjado una estrecha colaboracion con Libia, Yemen del Sur y el Frente POLISARIO para la Liberacion del Sahara Occidental. A mediad os de los años 70, mi DIE estaba trabajando conjuntamente con el DGI de Raul para apoyar las Fuerzas Armadas de Liberacion de Colombia (FARC), una organizacion insurgente anti-americana cuyo objetivo era la difusion del comunismo en America del Sur.

En diciembre de 1974 Raul vino a Bucarest para solicitar apoyo politico y de inteligencia para nuevo Directorio de Liberacion Nacional, un grupopartido/inteligencia que debia coordinar los campamentos de entrenamiento de guerrilleros y terroristas y fortalecer movimientos de liberacion nacional y gobiernos anti- americanos como los de Nicaragua y Granada. Consiguio sus dos objetivos.

Por supuesto, hace tiempo que no tengo acceso a la informacion sobre la exportacion de terrorismo y revolucion de Raul pero observe que en el 2001 las FARC reclamaron 1997 a sesinatos en Colombia. El 11 de abril del 2002, las mismas FARC secuestraron a 13 legisladores colombianos en Cali y retenian a la candidata presidencial Ingrid Betancourt. El 13 de febrero del 2003, las FARC derribaron un avion de la CIA para la vigilancia electronic en el sur de Colombia, secuestrando a tres oficiales de la CIA. Ahora las FARC de Raul estan buscando derrocar al gob ierno del presidente Alvaro Uribe, cuyo padre fue asesinado por las FARC en 1983. Tambien observo que el presidente de Venezuela Hugo Chavez, que admira mucho a los hermanos Castro, ha amenazado con dejar de exportar petroleo a Estados Unidos y esta planeando iniciar una guerra convencional contra la vecina Colombia, el principal aliado de EEUU en la region.

Ni dentro ni fuera de Cuba nadie tiene un cuadro claro sobre la salud de Fidel, fisica o politica. Sin embargo, esta sucediendo algo que Raul hubiera podido aprender de sus maestros de la KGB. Leonid Brezhnev murio el 10 de diciembre de 1982 pero el presidente de la KGB, Yuri Andropov, mantuvo en secreto su muerte durante varios dias para ganar tiempo y consolidarse en el poder. Una vez en la jefatura del Kremlin, el cinico Andropov se apresuro a presentarse a Occidente como un comunista 'moderado,' un hombre sensitivo y cálido que supuestamente amaba un ocasional trago de scotch, le encantaba leer novelas en ingles y escuchar jazz americano. Todo era mentira.

Puede que Raul trata de presentarse como un reformista y un pacifista. Pero la era de secret o de Andropov ha pasado. Espero que otros que conocen a Raul tan bien como yo conoci a Ceaucescu den un paso al frente, lo desnuden politicamente y se lo muestren al mundo como realmente es: como un asesino y un terrorista internacional que ha hecho una inmensa fortuna traficando con armas, drogas y seres humanos.

(*) El teniente general Ion Mihai Pacepa, es el oficial de inteligencia de mayor grado jerárquico que jamás haya desertado del antiguo bloque soviético. Sus conocimientos sirvieron a los servicios estadounidenses para ayudar a derribar la Europa comunista.
avatar
CalaveraDeFidel

Cantidad de envíos : 18459
Fecha de inscripción : 21/02/2009

Volver arriba Ir abajo

Re: Raúl Castro.Biografías no autorizadas .

Mensaje por CalaveraDeFidel el Vie Mayo 07, 2010 3:12 pm

avatar
CalaveraDeFidel

Cantidad de envíos : 18459
Fecha de inscripción : 21/02/2009

Volver arriba Ir abajo

Re: Raúl Castro.Biografías no autorizadas .

Mensaje por Azali el Vie Mayo 07, 2010 4:52 pm

Bueno esto lo leo manana, parece que esta bueno, ya Juan Almeida ta' muerto y enterrado, al hijo ahora le dio por ser disidente y lo cogen preso a cada rato porque no le dan permiso de salida y el tiene la familia fuera, ademas que tiene no se que tratamiento medico , que hacerse, que en Cuba no hacen....

_________________
avatar
Azali
Admin

Cantidad de envíos : 48699
Fecha de inscripción : 27/10/2008

Volver arriba Ir abajo

Re: Raúl Castro.Biografías no autorizadas .

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.